jueves, 5 de mayo de 2011

Yo no quería vivir un cuento de hadas. No quería que me acompañases todos los días a casa, ni que me regalases una rosa cada sábado, ni que me llevaras a conciertos o al cine, ni que hiciésemos cenas a la luz de las velas, ni que me dieras serenatas el día de San Valentín, no. Yo me conformaba simplemente con que me quisieras. 
(MP)

No hay comentarios:

Publicar un comentario