martes, 5 de febrero de 2013

Siempre

Cuando echas de menos a una persona, cuando la echas de veras de menos, sientes como un nudo en el estómago incluso cuando está a tu lado. Te sientes desplazada de sus sonrisas. Quizás esté loca, os echo de menos, os quiero.