domingo, 1 de mayo de 2011

Contigo aprendí que lo que importa es el presente. Que hay cosas que solo llegan una vez, y hay que saber reconocerlas. Contigo aprendí que hay cosas que nunca terminan, que perduran en el tiempo, a pesar de todo lo que pase. Contigo aprendí a hablar sin hacer uso de las palabras. Contigo aprendí que se puede hacer de un segundo, una eternidad. Contigo aprendí a hacer especiales las noches. Contigo aprendí muchas cosas, y ahora sin ti, he aprendido a valorarlas. 
(MP)

No hay comentarios:

Publicar un comentario