jueves, 5 de mayo de 2011

Ya no estamos juntos, pero siempre hay alguien que, digamos, para consolarte te hace esa pregunta tan típica, ''¿pero que le has podido ver a ese?'' Hay chicas que por hacerse las orgullosas sueltan un ''yo también me lo pregunto''. Yo no soy de esas, y cuando a mí me hicieron esa pregunta, conteste sinceramente. ¿Qué que le vi? Me encantaba su forma de hacerme reír, había veces que se liaba hablando, y me encantaba la forma en la que intentaba arreglarlo. Me encantaban esos chistes, de los que me reía de lo tontos que eran. Me encantaba su forma de ser, siempre alegre, animando a la gente. Me gustaba cuando intentaba hacerse el guay para impresionarme, y al final acababa dando el cuadro. Me gustaba su persona. Me gustaba cuando nos peleábamos, que al final siempre ganaba yo, y bueno, casi siempre acabábamos pidiendonos perdón, según quien tuviera la culpa. Me gustaba su cara de niño bueno. Me gustaba esa sonrisilla traviesa que me ponía a veces, cuando liaba alguna, o esas miradas, a través de las que nos decíamos todo. Me gustaba él, tan loco, tan borde, tan único. 
(MP)

No hay comentarios:

Publicar un comentario