jueves, 19 de mayo de 2011

Hacerte mayor es darte cuenta de las cosas. Es decepcionarte, dejar de creer todo lo que dicen, aprender. Todos nos tenemos que hacer mayores, en un momento u otro, pero a mí me gustaría seguir siendo una niña inocente. Una niña que cree en el ratoncito Pérez, una niña que pide su deseo soplando la vela de su tarta de cumpleaños, y cree que se va a cumplir, una niña que cree las mentirijillas que le dicen sus padres, una niña ingenua, en un mundo desconocido. 
(MP)

No hay comentarios:

Publicar un comentario