jueves, 19 de mayo de 2011

Han pasado meses, Madrid es muy grande, y no nos hemos vuelto a cruzar. Fui todos los jueves a nuestro banco, en el lugar más apartado del parque, de Madrid, de la gente, apartado del mundo, donde nos contábamos todo lo que nos pasaba, donde nos besábamos antes de que comenzará a llover... El destino no estuvo a mi favor. Pero el día más inesperado, en el último lugar que pensé que te iba a ver, allí nos cruzamos. En aquella vieja carretera. Y pasó... pasó lo que tuvo que pasar. 
(MP)

No hay comentarios:

Publicar un comentario