viernes, 1 de abril de 2011

Última carta.

Me he dado cuenta de que te estoy haciendo daño inconscientemente. Malinterpretas muchas cosas de las que hago, y no quiero verte sufrir. Te quiero mucho, pero no de la forma que tu me quieres a mí. Él siempre va a estar presente y yo aún no puedo pasar página, por eso he decidido marcharme. No quiero que te sientas culpable, esto ha sido decisión mía. Te deseo lo mejor, y espero que encuentres a otra persona que sienta lo mismo que tú y que seáis muy felices. Hasta siempre. 
(MP) 

No hay comentarios:

Publicar un comentario