viernes, 1 de abril de 2011

Y fue entonces cuando decidí odiarte. Decidí odiarte por tratarme así. Decidí odiarte por tu hipocresía. También decidí odiarme a mi misma, por querer a alguien como tú. Decidí haberte dado cariño a cambio de mentiras. Decidí odiarnos, hasta el resto de mis días.
(MP)

No hay comentarios:

Publicar un comentario