martes, 19 de abril de 2011

-¡Eh, eh, espera!
+¿Qué?
-No es una obligación hablarme, ¿sabes?
+¿A qué viene esto?
-A que me da la impresión de que me hablas por obligación. Mira fuiste tú el que pidió perdón, y yo te perdoné, pero eso no significa que tengamos que ser amigos, o que tengamos que hablarnos, asique si no quieres, no lo hagas. 
+Yo...yo...
-No lo hagas, adiós. 
(MP)

No hay comentarios:

Publicar un comentario