miércoles, 27 de abril de 2011

MP

Siempre he pensado que quien no arriesga, no gana. Pero hay veces que te cansas de siempre arriesgar y no ganar nunca, y entonces es cuando dejas de arriesgar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario