sábado, 23 de abril de 2011

Ya sabes que estoy de ti vacunada, a prueba de patadas.

Nunca pensé que doliera el amor así, cuando se entierra en el medio de un no y un sí.
Es un día ella y otro día yo, me estás dejando sin corazón, y cero de razón.

No hay comentarios:

Publicar un comentario