jueves, 7 de abril de 2011

Luego que has soltado una palabra, ésta te domina, pero mientras no la has soltado, eres su dominador. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario