martes, 25 de enero de 2011

A veces una jaula, nos da la libertad.

-Tú y yo nunca seremos felices juntos, ni como amigos, ni como nada… ¿No te das cuenta?
+Pero nos queremos, eso es suficiente ¿no?
-Tal vez. Pero yo ya estoy cansada, estoy cansada de luchar, de esperarte, de discutir, de llorar. Sabes, a veces pienso que hubiese sido mejor no conocernos nunca.
+¿Te arrepientes de haberme conocido?
-No. Pero lo pienso a veces. Es que son tantas cosas…
+¿Entonces qué hacemos?
-Nada, por ahora nada. El tiempo dirá…
(MP)

No hay comentarios:

Publicar un comentario