martes, 11 de enero de 2011

Decepciones.

Habían pasado ya varios meses desde la última vez que hablaron. Se siguieron viendo, pero ninguno de los dos intento arreglarlo. Ella creía que debía ser él quien pidiese disculpas, él en cambio pensaba lo contrario. Y de repente lo encontró. Aquella foto que se hicieron al final del verano, en aquella fiesta. Era una foto en plan broma, salían los dos juntos, él la miraba de reojo, ella sonreía. Aún recordaba esa noche. Esa noche estaban los dos juguetones, ella aprovechó y le pidió su número de móvil. ¿Para qué? Piensa ahora. No le sirvió de nada. Pasaron cosas, de eso estaba segura, cosas bonitas, y otras no tan bonitas. Aprendió, de eso también estaba segura. Desde ese día se dio cuenta que las historias de amor con final feliz no siempre ocurren, dejo de creer en los cuentos… Fue una gran decepción. Quizá la mayor de su adolescencia. Y sabe que nunca jamás olvidará esa época, por dolorosa, por alegre, por sus personas, por su música… Nunca lo olvidará.
 (MP)

No hay comentarios:

Publicar un comentario