sábado, 8 de enero de 2011

Te pido perdón, a sabiendas que no los concedas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario