domingo, 20 de marzo de 2011

La verdad duele.

-¿Sabes qué nos diferencia? Que yo admito la verdad, admito que te quiero, y tu te pasas el tiempo buscando escusas que no llevan a ninguna parte con tal de no admitirlo. ¿Y sabes que es lo peor? Que cuando te des cuenta y decidas admitirlo, será demasiado tarde. 
(MP)

No hay comentarios:

Publicar un comentario