lunes, 28 de marzo de 2011

Y pensar que una simple palabra podría haber cambiado tantas cosas...

No hay comentarios:

Publicar un comentario