lunes, 28 de marzo de 2011

Y aquí estoy, tumbada en el sofá, viendo teletienda, agarrada a una botella de tequila, y a una bolsa de patatas fritas. Esperando a que suene el dichoso teléfono, o peor aún, esperando a que entres de nuevo por la puerta. 
(MP)

No hay comentarios:

Publicar un comentario