domingo, 27 de marzo de 2011

MP

Ahora toca caminar hacia otra estación, y sentarse a esperar, a esperar al tren indicado, y cuando llegue, cuando llegue Dios dirá...

No hay comentarios:

Publicar un comentario