lunes, 28 de marzo de 2011

B.

Hoy, después de un año, he vuelto a entrar en aquel lugar. En aquel lugar donde hace un año fuimos más que amigos. Ha sido raro. Todo estaba tal y como lo dejamos aquel viernes. Era como si nadie hubiera entrado después de nosotros. Como si nadie hubiese entrado en un año. Como si al acabar lo nuestro hubiese acabado la vida de esa habitación. A mi mente vinieron un montón de recuerdos, nuestros zapatos tirados por el suelo, los abrigos tirados en el sofá, la lampara sin la bombilla que nos cargamos, aún recuerdo que tu móvil no dejaba de vibrar, también recuerdo lo blandito que estaba el colchón... Eran buenos recuerdos, ya que fueron buenos momentos. Pero, ¿quién iba a pensar que a partir de ese día todo se iría al traste? 
(MP)

No hay comentarios:

Publicar un comentario