lunes, 28 de marzo de 2011

No siempre lo mejor es lo más caro.

No siempre las cosas que más nos cuesta conseguir son las que apreciamos mejor. Somos egoístas por naturaleza, las cosas nos gustan porque nos gusta complicarnos la vida para conseguirlas, eso es en realidad lo que nos gusta, el trayecto, la lucha por conseguir eso. Y es por eso por lo que parece algo más valioso, es por eso por lo que creemos que lo apreciamos más. Y en parte es cierto, o al menos hasta que aparece otra cosa aún más difícil de conseguir.
(MP)

No hay comentarios:

Publicar un comentario