sábado, 26 de marzo de 2011

Él.

Él es el único que rompe mis esquemas. No se como lo consigue pero me anula completamente. Cuando está él yo no soy la misma. A su lado soy incapaz de guardar los nervios, cuando me dice algo automáticamente me pongo colorada. Porque es él con esa sonrisa traviesa, y con esos ojos sinceros el que consigue invertir el juego. 
(MP)

No hay comentarios:

Publicar un comentario