martes, 15 de febrero de 2011

Y en el camino nos hemos vuelto a encontrar.


-Sabía que ibas a volver.
+Yo también.
-¿Por qué no lo hiciste antes?
+Por miedo.
-¿Miedo?
+Miedo a que no me perdonaras. He sido un auténtico imbécil contigo y tenía miedo de que no me perdonaras. Prefería tener esa duda, a pedirte perdón y que no me perdonases.
-Es muy fuerte todo lo que me hiciste, pero yo tampoco soy perfecta, también me equivoco. Hay que saber pedir perdón, pero también hay que saber perdonar.
(MP)
04:29

No hay comentarios:

Publicar un comentario