domingo, 20 de febrero de 2011

B.

Y entonces apareciste tú. Tal vez para hacerme llorar, o reír, o simplemente para hacerme vivir el mes de septiembre más bonito de la historia... 
(MP)

No hay comentarios:

Publicar un comentario