miércoles, 22 de agosto de 2012

Queridas ''S''...

Todas las cosas acaban. Es ley de vida. El bote de mantequilla se acaba gastando. La maceta de tu alféizar se acaba marchitando. El canario que te regalaron en tu cuarto cumpleaños acaba dejando de cantar. La luz del Sol se apaga al final del día. Tu camiseta favorita termina quedándote pequeña. Tu boli favorito, aquel champú con olor a menta, el verano, la tarrina de helado de stracciatella, la infancia, el pintauñas color coral, el simpático chico que conociste en la playa, tus amigos del colegio... Todas las cosas terminan, o bien por que se acaban, o bien porque se estropean, o bien porque mueren, o porque se pierde el contacto... Pero terminan, terminan para dar paso a otras nuevas. A veces hay ciertas cosas que se pueden evitar, otras veces no se puede hacer nada... Es verdad que nos hemos distanciado, es verdad que todas lo hemos ido dejando y nos hemos ido alejando pensando que alguien iba a venir a solucionarnos la papeleta y que todo iba a volver a ser como antes, las fiestas sorpresa, los "pijamas party", las películas en el campo, las tardes de helado, chuches y charla... Todo eso se terminó, y he de reconocer que lo echo de menos, vosotras también, y lo se. Solo quiero que sepáis que no estoy enfadada, y no os reprocho nada, siempre voy a estar ahí, y siempre recordare con una sonrisa todos los momentos que hemos pasado, pero esto ha sido solo una etapa de nuestras vidas, una etapa que recordaremos siempre con una sonrisa. Ahora es tiempo de conocer nueva gente, de seguirnos equivocando, pero ante todo de madurar. Os deseo los mejor mis queridas ''S''.
(MP)

No hay comentarios:

Publicar un comentario