miércoles, 22 de agosto de 2012

No soy de esas personas que dejan las cosas a medias, nunca me ha gustado eso. Siempre he decidido aclarar todo antes de pasar página. Pero contigo... Contigo todo ha sido muy diferente, y decidí pasar por no comerme más el coco. Dos años. Dos años de risas juntos, de peleas juntos, de perder la relación por varios meses y volverla a retomarla como si nada. Dos años en los que hemos conocido a otras personas e incluso hemos iniciado relaciones. No te reprocho el haber venido a buscarme, he de admitir que fue muy tarde, te reprocho el haberte tirado más de un año sin decirme nada, año que yo pase soñando que vinieras a buscarme, que me pidieras perdón por todo lo que hiciste y me dijeses que me querías e intentases enmendar tu error. Pero no... No te atreviste, ¿por qué ahora? ¿Por qué ahora que soy feliz con otra persona? Está bien que lo intentes, pero no intentarlo cuando ya me has perdido, si has estado callado un año, puedes estarlo diez más, y si tanto me quieres deja que sea feliz... En la vida a veces se gana y a veces se pierde, y tu tuviste tu oportunidad y no la aprovechaste, ahora, que la aproveche otro.
(MP)

No hay comentarios:

Publicar un comentario