miércoles, 22 de diciembre de 2010

A veces es tarde...

-¿La echas de menos?
+Sí, mucho.
-¿Por qué la dejaste escapar?
+Joder. Porque soy gilipollas, porque estaba ciego. Ella siempre me lo decía… Pero también me decía que ‘’ojos que no ven corazón que no siente’’. Yo los he abierto, pero ha sido demasiado tarde, y ahora estoy pagando por mi ceguera. No hay una sola noche que no me acuerde de ella, de sus locuras, de su sonrisa, de su buen humor, su manera de estar ahí, su manera de hacerme sonreír… Joder, joder, joder. Ahora me doy cuenta de todo lo que me ha querido, ahora me doy cuenta de que estaba equivocado, la quiero a ella, y siempre la querré. Pero la he perdido, la he perdido para siempre. Me gustaría volver a verla, y pedirla perdón por todo el daño que la he hecho. No merezco su amor. Uno no sabe lo que tiene hasta que lo pierde. Ahora es cuando me doy cuenta de las cosas y ahora es cuando me arrepiento.
-¿Un poco tarde no te parece?
(MP)

No hay comentarios:

Publicar un comentario