domingo, 11 de diciembre de 2011


Muchas veces nos sentimos inseguros de hacer algo, a veces porque pensamos demasiado en las consecuencias, o porque tenemos miedo de que algo salga mal, o simplemente porque creemos que es lo mejor. Pero por otro lado pensamos, ¿y si lo hago?, pensamos en el presente directo, y no en lo que ocurra después. Y es entonces cuando te sientes inseguro, ¿lo hago o no lo hago? Pues bien, hay un 50% que decide no hacer nada, no arriesgar, y algunos aciertan, pero otros fallan. El otro 50% decide arriesgarse, también hay algunos que aciertan y otros que fallan, pero han sido valientes, y se han quitado de el medio esa pregunta que el otro 50% se hará durante toda su vida, ¿qué habría pasado si lo hubiese hecho? 
(MP)

No hay comentarios:

Publicar un comentario